De acuerdo con las informaciones preliminares de producción mundial del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos la producción mundial de maíz durante la campaña que culminó el 3 de septiembre de 2018 disminuyó, pasando de 1.122.4 millones de toneladas producidas en la campaña 2016/2017 a 1.076,1 de toneladas generadas en la campaña que culminó en el 2108.

La reducción, aunque porcentualmente no es significativa -2,21% en el mercado habrá 23,7 millones de toneladas menos de maíz para suplir la demanda mundial. Como se sabe el mercado maicero mundial es bastante sensible a las caídas de la producción por las amplias necesidades de abastecimiento mundiales.

Al analizar un poco el comportamiento de la producción mundial del cereal, puede decirse que las principales reducciones de producción se produjeron en dos mercados de importancia Suráfrica y Rusia.

En Suráfrica, la producción cayó en 1,53 millones de toneladas con una reducción de 11,28% en su producción de maíz, lo cual no sería significativo comparado con el volumen mundial de producción, a no ser porque Suráfrica es uno de los mayores productores y exportadores mundiales de maíz blanco y las caídas drásticas en su producción siempre generan incrementos de los precios del cereal de estas características, empleado mayormente en el consumo humano.

Otro lugar en el que la caída de la producción fue importante fue en Rusia, donde la disminución en la cosecha de maíz fue de 2 millones de toneladas, equivalentes a cerca del 15% de la producción. Al igual que en el caso de Suráfrica, la comparación con la producción no es significativa como tal, pero no se puede pasar por alto que Rusia utiliza su maíz, así como otros cereales y algunas importaciones, como forraje para su producción pecuaria, en particular para abastecerse en el invierno. Ello hace que alteraciones a la baja en su producción estimulen la demanda y jalonen normalmente los precios del producto al alza.

Lo anterior sumado a una caída de la producción mexicana de maíz de 1,5 millones de toneladas ya hace un “bocado” atractivo para los exportadores lo cual puede estimular los precios al alza.

Los ganadores en la campaña productiva 2017/2018, fueron los latinoamericanos Brasil y Argentina, que aumentaron sus producciones nacionales de maíz en 12,5 y 10,5 millones de toneladas este año respectivamente, equivalentes a un incremento de 15,2% para Brasil y de 32,8% para Argentina, lo que Garantizará un adecuado abastecimiento en el continente.

Otro elemento que seguro incidirá en los precios es la caída de la producción en los Estados Unidos, la cual pasa de 385 millones de toneladas en la campaña 2016/2017 a una estimación preliminar de 371 millones de toneladas o 14 millones de toneladas menos que el año anterior. En este caso n se puede perder de vista que Estados Unidos es el mayor exportador mundial de maíz y, salvo que sus inventarios sean significativos, la reducción productiva se podrá sentir en los precios.

Lo importante, es tener en cuenta que este año habrá 23,7 millones de toneladas menos de maíz en el mercado mundial. ¿Qué pasará con los precios?...

Apreciado lector: escríbanos, su opinión es muy importante para nosotros.
Alejandro Vélez - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

btn-revista-nal

btn-encuesta