China es de lejos el mayor importador mundial de semillas oleaginosas del mundo y sus principales proveedores han sido tradicionalmente Argentina, Brasil y los Estados Unidos. Normalmente ha existido una correlación de precios de mercado entre estos tres proveedores que se disputan dicho mercado con ímpetu y no poca “agresividad” comercial.

Este año, la disputa comercial de Estados Unidos con China ha puesto como ganador del mercado a Brasil ha rebotado afectando las colocaciones de Argentina y disminuyendo el poderío comercial de los estadounidenses en el mercado de soya.

Así, desde mediados de 2018, momento en que se recrudece la disputa comercial entre las 2 primeras potencias económicas mundiales, los precios estadounidenses han disminuido frente a Brasil y Argentina, pero los resultados comerciales favorecen ampliamente a los brasileros. Los reportes de desempeño del mercado divulgados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, así lo evidencian:


Fuente: Oilseeds: World Market and Trade/Foreign Agricultural Service/USDA/December 2018

A pesar de la caída de los precios de la soya en Estados Unidos, las exportaciones de los países de América muestran un comportamiento interesante. La campaña exportadora de soya 2.017/2018 del Brasil había arrojado ya una cifra récord de exportaciones de 4,62 millones de toneladas, la cual queda literalmente eclipsada con los reportes de colocación de ese país para la campaña 2.018/2019, la cual haciende ya a 10,4 millones de toneladas, todas destinadas al mercado de China, cuyas importaciones para esta campaña se estiman en 90 millones de toneladas.

Por el lado de Argentina, las colocaciones de soya han disminuido en tres millones de toneladas, ubicando la estimación de ventas para la campaña 2018/2019 de ese país en sólo 8 millones de toneladas.

En cuanto a los derivados, torta de soya y aceites vegetales de soya y de palma, el comportamiento de los precios, si bien han registrado bajas con respecto alos precios registrados al inicio de 2018, mantienen la correlación de precios entre Argentina, Brasil y Estados Unidos en los productos derivados de la soya y entre Malasia e Indonesia en cuanto se refiere al aceite de palma.


Fuente: Oilseeds: World Market and Trade/Foreign Agricultural Service/USDA/December 2018

El total mundial de la campaña productora de soya 2018/2019 ha sido estimado en 390 millones de toneladas y se prevé un incremento importante en la producción de Brasil y Nigeria.

En conclusión, puede decirse que la disputa comercial chino-estadounidense ha afectado los precios de estos productos y la composición del mercado. Falta ver los efectos colaterales sobre los demás productores/exportadores de aceites y grasas como Colombia.

Apreciado lector: escríbanos, su opinión es muy importante para nosotros.
Alejandro Vélez - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

btn-revista-nal

btn-encuesta