Varios

Según la información emitida por la FAO el día de ayer, 6 de diciembre, en noviembre se presentó una reducción en el precio de los productos alimentarios comercializados a nivel mundial. El índice de precios de los alimentos de la FAO tuvo un promedio de 160,8 puntos, 1,3% menos que en octubre y un 8,5% más bajo respecto a noviembre de 2017.

La verticalidad de la Agricultura

La cooperación entre Dubai South / Crop One Holdings / EFC (Emirates Flight Catering) permitirá la construcción de la granja vertical más grande del mundo. Con un área de 130,000 pies cuadrados (12,077 m2) la inversión planificada es de aproximadamente 40 millones de dólares.

La Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, felicita a Luis Enrique Dussán por su nombramiento como presidente del Banco Agrario. El Gremio Cúpula del sector destaca el trabajo realizado por el exfuncionario de Finagro.

Bogotá, mayo 7 de 2016. La Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, celebra la elección de Luis Enrique Dussán como presidente de Banco Agrario e invita al funcionario a seguir trabajando en el reto de incentivar la inversión en el sector agro y garantizar el acceso al crédito a más colombianos.

La trayectoria de más de 20 años en asuntos relacionados con el sector rural y las actividades agropecuarias del Dr. Dussán, ha sido destacada. En el área financiera, como presidente de Finagro, contribuyó a incentivar el crédito para los agricultores y la cifra se vio reflejada en montos de desembolso crecientes de la banca de segundo piso. En su nuevo rol, queremos invitarlo a seguir trabajando por un Sistema Financiero que esté cada vez más cerca al productor y lo acompañe en su camino de convertirse en empresario”, dijo Rafael Mejía López, presidente de la SAC, sobre el nuevo cargo que asume Dussán.

El Gremio Cúpula del sector manifiesta al nuevo presidente del Banco Agrario, su interés de seguir trabajando junto a la institución pública en iniciativas que contribuyan a hacer posible la transformación del campo colombiano. Está claro que en proyectos bien constituidos y acceso al crédito, está la base del desarrollo de un agro competitivo, productivo y sostenible. Este, un desafío para Colombia en materia de seguridad alimentaria, comercio exterior y consolidación como una de las despensas mundiales de alimentos, en unos años.

• Esto quedó en evidencia en el Gran Foro Nacional: El informe sobre Misión Rural, hacia la transformación del campo colombiano; un evento organizado por la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, y la Universidad de la Salle.

• En este escenario de debate se escucharon las posiciones de funcionarios públicos, empresarios del sector agropecuario, gremios, academia e insurgencia. Todos resaltaron la urgencia de ejecutar una Política Agraria de Estado, tomando parte de los planteamientos de la Misión para la Transformación del Campo como base.

Bogotá, 14 de abril de 2016. Si se quisiera dar una definición breve y general de lo que es la Misión para la Transformación del Campo, esta sería cerrar las brechas existentes entre la población urbana y rural tomando como punto de partida tres ideas fuerza: enfoque territorial participativo, inclusión social y productiva, y provisión de bienes públicos; como aseguró José Antonio Ocampo, director de la Misión, en el Gran Foro Nacional organizado por la Universidad de la Salle y la SAC.

Como integrante del Consejo Directivo de la Misión para la Transformación del Campo, el presidente de la SAC, Rafael Mejía López, no solo comparte la posición de Ocampo sino que rescata la implementación parcial de algunas recomendaciones a la fecha, por ejemplo, la Nueva Institucionalidad para el sector Rural que dejó como resultado la liquidación del Incoder y la creación de tres agencias que se someterán a la ejecución de la política del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Por eso, en su discurso, el dirigente gremial hizo referencia a que “la Nueva Institucionalidad debe responder a las necesidades y retos del sector y nosotros debemos respaldarla”. Lo anterior, en un contexto en el que urge de una Política Agraria de Estado consecuente y eficaz para sacarle provecho a un sector altamente prometedor “como una de las despensas mundiales de alimentos”.

En ese sentido, se requiere: acceso a bienes públicos; una tributación que invite a la inversión; una política comercial clara, que estimule las exportaciones que están estancadas –solo han crecido 4% en los últimos 15 años - y sustituya importaciones; además de seguridad jurídica, tema en el que se centró el Superintendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, en el marco del evento.

“Solo el 10% de la propiedad en Colombia, realmente tiene problemas graves de titulación. Para dar tranquilidad, la tierra privada no se está negociando en La Habana”. Vélez agregó que en Colombia se requiere un gran acuerdo para una ley general de tierras y desarrollo rural. Ha habido mucha politización del tema, cuando la pregunta de fondo debe ser, ¿cómo vamos a ser productivos en Colombia?

En el conversatorio Actores sociales y productivos de cara al desarrollo rural, se reafirmó que el debate del Gran Foro Nacional: el informe sobre Misión Rural estaba abierto a todas las opiniones. Las FARC-EP, a través de su vocero Pablo Catatumbo, envío un video saludando a los asistentes y organizadores del evento con un discurso que resaltó la necesidad de establecer una Política Agraria sostenible.

El Hno Carlos Restrepo, rector de la Universidad de la Salle, como moderador, invitó a construir la transformación del campo colombiano en acciones que no dependan del Gobierno Nacional. En ese sentido, el presidente de Aliar- socio principal de proyectos La Fazenda- Jaime Liévano, destacó el compromiso de la compañía con el desarrollo del sector y agregó que habían logrado lo más difícil: que los indígenas sembraran en Puerto Gaitán, Meta. Y es que se ha hablado de replicar el modelo La Fazenda en las Zidres, a las que respalda el empresario, y otras regiones de alto potencial.

El director ejecutivo de Corpoica, Juan Lucas Restrepo, estuvo en el mismo conversatorio y señaló que la actividad agropecuaria hoy en día es menos competitiva y por ende, menos rentable. “Hay que recorrer la ruta que plantea el informe de la Misión para la Transformación del Campo”, advierte.

Arrancaría Misión Logística

En la tarde, el Gran Foro inició con la conferencia del director del Departamento Nacional de Planeación, DNP, Simón Gaviria: El informe sobre la Misión Rural frente al Plan Nacional de Desarrollo. En su intervención explicó que después de Misión Rural se suma un nuevo reto: la Misión Logística. En esta, las vías de tercera generación serán protagonistas porque “está demostrado que donde existen estas vías, se supera la pobreza rural”.
En su exposición, Gaviria criticó la forma en la que se ejecutan los proyectos en el país, pues “se cree que quien más gasta, más está haciendo”, cuando en ocasiones hay más presión por ejecutar un presupuesto en un determinado periodo de tiempo, que llevarlos a feliz término.

El país político frente a la Misión Rural, fue un tema al que se dedicaron los representantes a la Cámara de Representantes David Barguil, Ángela María Robledo y Rubén Darío Molano; y la senadora Maritza Martínez, bajo la moderación del consultor experto Santiago Tobón. En este espacio se hizo alusión a la importancia de la mujer rural; el presupuesto que exige la Misión Rural y de su pertinencia; la necesidad de coordinar las propuestas entre el Ministerio de Agricultura con otros Ministerios; los retos que tiene el Congreso, pues con o sin acuerdo de paz se deben hacer reformas en el sector; además de la “falta de un reconocimiento del campo como un sector estratégico para el crecimiento económico y reducción de la desigualdad”.

El Gran Foro cerró con la visita del viceministro de Asuntos Agropecuarios, Juan Pablo Pineda, quien indicó que las recomendaciones de la Misión Rural “seguirán siendo importantes en la construcción de políticas públicas para el campo” y destacó que el Ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, ha solicitado implementar parte de las recomendaciones de la Misión antes de dejar la Cartera.

Así mismo, plantea tres puntos necesarios para el desarrollo rural: inclusión social con enfoque en derechos: empleo, acceso a servicios financieros, entre otros aspectos; sostenibilidad ambiental: “es un reto muy grande porque este es el sector que genera más impacto en huella de carbón”; y reforma institucional, sobre lo cual aclaró que ya no va a ser necesario pedir facultades extraordinarias.

Con la asistencia de más de 1.000 personas en el Teatro de la Universidad de la Salle, y aproximadamente 2.000 más viéndolo vía Streaming, el Gran Foro: Misión Rural, hacia la Transformación del Campo, cerró con un compromiso que involucró al sector público, el privado y la academia –con un papel protagónico- e insurgencia.

 

El martes 12 de abril, los colombianos conocerán desde la Universidad de La Salle en un evento organizado por esta institución educativa junto a la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), todo sobre el documento titulado ‘Misión para la transformación del Campo’*, elaborado por un grupo de expertos y liderado por el reconocido economista José Antonio Ocampo, quien viene al país exclusivamente para presidir este evento de gran importancia, titulado GRAN FORO NACIONAL, EL INFORME SOBRE LA MISIÓN RURAL, hacia la transformación del campo colombiano. 

El Foro de entrada libre tendrá tres grandes momentos. La presentación de los resultados de la Misión por parte de su director, José Antonio Ocampo. La intervención de Simón Gaviria, Director General del Departamento Nacional de Planeación y para el cierre, la firma por parte de los asistentes del Compromiso por el Desarrollo Rural del país a la luz de sus desafíos y oportunidades.

El evento contará con la presencia de los diferentes actores que inciden en la realidad del campo colombiano: Gobierno, Congreso, academia, gremios, grandes y pequeños productores. Asistirán: Rafael Mejía, Presidente de la SAC; José Felix Lafaurie, Presidente de la Federación Nacional de Ganaderos; David Barguil, uno de los congresistas más jóvenes del país, Representante a la Cámara por Córdoba. Juan Lucas Restrepo, Director de Corpoica.

“El informe es una iniciativa con una meta clara: saldar la deuda histórica con el campo. Partimos de un diagnóstico que incluye el análisis de la pobreza multidimensional, un inventario de la agricultura familiar, el balance del presupuesto del sector, y por supuesto los efectos del cambio climático. Desde allí, generamos cuatro tipos de estrategias dirigidas a atender asuntos de derechos sociales, inclusión productiva, competitividad y sostenibilidad ambiental. Eso explica porque evaluamos aspectos cercanos como la nutrición y la seguridad alimentaria, hasta el panorama del campo en lo referente a educación, salud, vivienda, agua, saneamiento, pensiones, cajas de compensación, y alcance de las normas del régimen laboral, hasta llegar la propuesta de una reforma institucional”, anticipa Ocampo en conversación telefónica desde New York, Estados Unidos donde reside actualmente.

“Aquí creemos con convicción que la paz de Colombia se siembra y dará frutos trabajando por el Desarrollo Rural, por lo anterior abrimos este escenario para debatir los alcances, estrategias y limitaciones que tendría la puesta en marcha de las recomendaciones la Misión para la Transformación del Campo”, explica Luis Fernando Ramírez, Vicerrector Investigación y Transferencia de la Universidad de La Salle.

Para Rafael Mejía, Presidente de la SAC, quien formó parte de la Misión para la Transformación del Campo en calidad de representante de los agricultores colombianos, “buena parte de las propuestas condensadas en el informe entregado al presidente de la República en diciembre de 2015 contribuirán a la construcción de una Política Agraria de Estado, pues cuentan con una visión a largo plazo y contemplan una ejecución de proyectos incluyentes para lograr el desarrollo social y económico de las zonas rurales”.

El dirigente gremial añade que “el sector público y privado, incluyendo la academia, deben trabajar de la mano en la ejecución de los planes de la Misión para la Transformación del Campo. Para lograrlo, uno de los puntos fundamentales es darles la importancia que merecen a los modelos incluyentes en los que caben el pequeño, mediano y grande productor. En ese camino, consideramos que serán temas centrales para el desarrollo rural: el acceso a bienes públicos, la seguridad jurídica, una tributación que invite a la inversión, reglas comerciales claras y que no generen distorsiones y prácticas sostenibles con el medio ambiente; bajo una institucionalidad robusta y articulada que esté en función de cerrar las brechas existentes entre el campo y las ciudades”.

Datos del evento

Fecha: martes 12 de abril de 2016
Hora: 8:00 A.M a 6:00 P.M
Lugar: Teatro de la Universidad de La Salle, sede Chapinero. Carrera 5 No. 59A – 44
Evento de entrada libre. Sólo debe inscribirse en:
https://www.eventbrite.es/e/entradas-foro-mision-rural-hacia-la-transformacion-del-campo-colombiano-21457813899

Urgencia del tema

Desde las ciudades el tema rural se suele mirar con una distancia abismal. Parece que nada de lo que allí ocurre importa en las urbes. En palabras del Rector de La Salle, Hno. Carlos Gómez “nada está más lejos de la Colombia real que la capital”, de manera que, en un esfuerzo por acercar el tema a un contexto cotidiano para todos, los directivos enumeran 4 realidades del agro conectadas con la seguridad alimentaria colombiana.

• Actualmente, el país importa casi el 80% de los cereales que consumimos. Hablamos de arroz, cebada, centeno, maíz, trigo, alpiste, sorgo, avena arrollada, etc
• Hoy todo plato típico nacional, contiene hoy algún producto importado, desde la bandeja paisa, las empanadas o el ajiaco, ninguno se salva.
• En este momento, lo más barato de la canasta familiar proviene de cultivos de minifundios
• La mayor productividad agrícola está atada a productos de uso agroindustrial

*Agenda del evento y documento: Misión para la transformación del Campo 

Gran Foro Misión Rural Programa

dsd

  • Los BEPS, programa integral de protección a la vejez  impulsado por el Gobierno Nacional y administrado por Colpensiones, se convierte en una alternativa para que más de tres millones de colombianos en el campo y clasificados en el Sisbén tengan un futuro con bienestar y tranquilidad.
  • A los BEPS pueden vincularse, cultivadores, jornaleros, campesinos, comerciantes de las plazas de mercado y todos los trabajadores independientes del sector rural sisbenizados en los niveles 1, 2 o 3. 
  • A la fecha, al programa BEPS de Colpensiones se han vinculado más de 162..000 colombianos, quienes ya empezaron a proteger su vejez con los BEPS con miras a tener un futuro amparado.
  • “El 92% de la población rural no está afiliada a un sistema de pensiones y es necesario reducir la pobreza de 45% en estas zonas, cuando el promedio del país es de 24%.

Firma Alianza Colpensiones SAC.FOTO1

 

Bogotá, noviembre 27 de 2015. Cerca de tres millones de colombianos en el sector rural que están clasificados en los niveles de Sisbén 1, 2 o 3, podrán beneficiarse con el nuevo modelo de protección conocido como los Beneficios Económicos Periódicos - BEPS rurales, programa que les permitirá amparar su futuro ahorrando de manera flexible y voluntaria con el fin de asegurar una protección para su vejez.

Por lo anterior y buscando mejorar la calidad de vida de los agricultores, ganaderos y en general, de la población trabajadora ubicada en el sector rural, la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC y la Administradora Colombiana de Pensiones -Colpensiones, firmaron un convenio con el cual unen esfuerzos para adelantar acciones que permitan llevar protección a la población a través de programas como los Beneficios Económicos Periódicos –BEPS Rurales.

En el marco de esta alianza por el campo colombiano, las partes generarán escenarios de divulgación y vinculación que permitan que los trabajadores del campo puedan acceder con facilidad a la información sobre los Beneficios Económicos Periódicos –BEPS y de los demás programas que administra Colpensiones como el Régimen de Prima Media, con el fin de que conozcan y hagan uso de todos los productos que ofrece la entidad en materia de protección para el futuro.

En las zonas rurales muy apartadas donde la SAC tiene presencia, también llegará la información a través de los extensionistas, quienes serán capacitados por Colpensiones para divulgar el programa y facilitar la vinculación, además para dar cobertura a todo el país.

Según Mauricio Olivera González, presidente de Colpensiones: “Los BEPS están diseñados a la medida de las necesidades de la población campesina, para que puedan ahorrar de manera flexible, es decir, cuando puedan y el monto que puedan y cuando lleguen a la vejez, con ayuda del Gobierno Nacional, tengan un subsidio del 20% con base en el esfuerzo de ahorro y la permanencia de los aportes; mejorando así las condiciones de vida”.

El funcionario señaló además que “la Entidad viene trabajando en una estrategia enfocada en brindar información clara a todos los colombianos sobre el Sistema Pensional en general para que puedan tomar la mejor decisión a la hora de aportar para su pensión. Para lograrlo, diseñamos y consolidamos diferentes herramientas que nos permiten estar más cerca de nuestros afiliados y acompañarlos desde que empiezan a aportar para su pensión hasta tener una vejez digna y tranquila.”

Por otra parte, la implementación de estrategias que contribuyan a mejorar la cultura del ahorro en esta población, también harán parte de las acciones en las cuales trabajarán las entidades, con miras a generar conciencia entre los colombianos sobre la importancia de ahorrar desde joven para proteger el futuro.

“Vemos que con acuerdos como el que firmamos con Colpensiones, se da un paso importante en la búsqueda de hacer del campo un propósito nacional. La formalización del sector agro ha sido uno de los puntos más débiles y creemos que con estas decisiones, podemos apoyar el proceso de mejora a la calidad de vida de la población rural que está conformada por 14 millones de colombianos, aproximadamente", aseguró Rafael Mejía López, presidente de la SAC durante la firma del convenio.

El ejecutivo expresó que justamente estas iniciativas que están encaminadas a establecer una realidad laboral en el campo son oportunas, pues "el 92% de la población rural no está afiliada a un sistema de pensiones y es necesario reducir la pobreza de 45% en estas zonas, cuando el promedio del país es de 24%", lo cual indica que hay brechas que se deben reducir entre lo urbano y lo rural y se necesitan buenas bases para el desarrollo del sector agro y de oportunidades laborales para los más jóvenes.

Para facilitar el ahorro de las personas que viven en el área rural, Colpensiones ha puesto a disposición de ellos más de 8.800 puntos de la red de recaudo VIA Baloto ubicados en todo el país con el fin de que puedan ahorrar desde $5.000 hasta $885.000 en el año. Estos puntos de recaudo se encuentran en graneros, droguerías, tiendas, supermercados y demás establecimientos cercanos a los ahorradores.

La EOEA inició en octubre de 1999, con los alcances y la metodología diseñados con el apoyo de expertos del sector agropecuario y de instituciones y empresas líderes en análisis y opinión, entre los que se encontraban: el Centro de Estudios Ganaderos y Agrícolas – CEGA, la Cámara Procultivos de la ANDI y el Diario Portafolio.

btn-revista-nal

btn-encuesta